miércoles, 26 de agosto de 2015

Matar al amor obra de teatro para matrimonios



Adaptación por Modesto Lule msp


Las representaciones deben ser muy serias y al mismo tiempo las caracterizaciones deben ser abstractas.

NARRADOR: Hubo una vez, en la historia del mundo, un día terrible en el que el Odio que es el rey de los malos sentimientos, los defectos y las malas virtudes convocó a una reunión urgente con todos ellos.

(Música de fondo tenebrosa, pero no horrífica mientras se dice esta presentación.  Al mismo tiempo pueden tenerse efectos de viento dando un toque desértico, árido. Poco a poco se van acercando los personajes representados. Estos lo hacen con pasos lentos tipo zombies pero no tan torpes)

NARRADOR: Todos los sentimientos negros del mundo, y los deseos más perversos del corazón humano, llegaron a esta reunión con la curiosidad de saber cuál era el propósito de la convocatoria.

(Sigue la música y los efectos de sonido mientras se acercan todos al escenario y toman asiento)

(En un momento cuando ya todos están instalados comienzan a hablar)

EL ODIO: - Como ya bien lo saben hace un tiempo nos reunimos para destruir a alguien a quien no soporto. Les comenté de mi deseo de acabar con él y ustedes me hicieron sus propuestas de acabarlo. Ahora quiero que nos cuenten que han hecho para destruir por completo al AMOR.

(Todos comentan como ansiosos de esperar respuestas de los que se propusieron acabar con el AMOR).

EL ODIO: Y entonces, ¿qué respuesta nos tienen a la misión que les encargué?


MAL CARÁCTER: “Yo dije que en un año el Amor habría muerto; que provocaría la discordia y rabia que no lo soportarían. Llegué con un matrimonio que según me decían  vivían en el amor. Busqué de todo. Con el esposo trabajé mucho. Era el más fácil de manipular. Buscaba cuando estaba cansado del trabajo y nada. La esposa siempre fue paciente con él y el Amor triunfaba. Lo siento, lo intenté todo, pero cada vez que yo sembraba una discordia, el Amor la superaba y salía adelante. Mire patrón, el esposo caí y si se enojaba. Y llegaba a la casa echando lumbre por la boca. Ya no eran chispas, era lumbre. Primero lo hacía enojar en el trabajo, luego con el tráfico que se hacía de camino a su casa y luego con los vecinos que le tiraban la basura muy cerca de la entrada a su casa. Pero siempre su esposa lo recibía con un beso, lo abrazaba y le trataba lo mejor posible. Y cuando el esposo lanzaba lumbre la esposa se quedaba callada, no decía nada. Ya cuando pasaba el mal rato ella se acercaba al oído y le preguntaba si había tenido un día muy pesado. Le daba un masaje y le daba besos en el cachete. Hasta así yo me tranquilizo y eso que soy el mal carácter encarnado. Patrón, temo decirles que fracasé.

EL ODIO: Eres un inepto. Pudo más el Amor que tú. Inepto, inepto, inepto. (Lo dice enojado y bailando como lo hacía el chavo cuando le iban a dar una torta zapateando, para causar algo de risa) Quiero escucharlos a todos los que fueron esperando que de  alguno se escuche una respuesta positiva, aunque es lo que menos soy pero espero escuchar algo que me agrade. Espero que no me salgan con las mismas tonterías.


LA AMBICIÓN: Patrón, (llora y lo dice entrecortado) yo, patrón, este yo… Yo dije que iba a desviar el amor hacia el deseo por la riqueza y por el poder. Le presentaba todo lo bien que se está portando la ropa de marca, tener carros último modelo, ropa de marca, aparatos electrodomésticos, dinero, joyas y pues. (Llora nuevamente) No patrón, no pude. Al principio todo caminaba bien. Logre que vieran muchos programas de televisión y ahí presentaba comerciales de artistas con todo lo mejor del mundo y ellos se emocionaban. Pero lamentablemente no pude tampoco patrón.


LOS CELOS: Yo busque tentar al Amor en la mujer. Como son las más susceptibles a mí pues la busque y le hice pensar que su esposo andaba con otra mujer. Una ocasión ya por poco y triunfaba sobre el amor. Resulta que la esposa empezó a dudar y cada que llegaba el esposo lo revisaba de arriba para abajo tratando de oler algún perfume o verle algún cabello pegado a su camisa. Un día le encontró un cabello rubio y le preguntó que si le estaba engañando con una rubia, dijo que no, que ese cabello lo había tomado en el metro cuando una rubia se había acercado a él cuando salía del vagón. Ese día la mujer no preguntó más. Al otro día la mujer volvió a buscar y no halló ningún olor, pero si halló un cabello pelirrojo. Y pues le dije al oído que le preguntara, que no se quedara callada y pues le preguntó. Pero él dijo que había sido de la gerente del banco que había ido a visitarlos y como estaba embarazada se había desmallado y él y sus compañeros la habían puesto en el sillón y quizá ahí se le había pegado ese cabello. Al otro día le insistí que buscara nuevamente y tampoco halló olor a perfume ni tampoco cabello. Yo le dije que le preguntara si andaba con una pelona pero no me hizo caso. Y pues también fracasé patrón. No pude con el amor.

EL EGOÍSMO: Yo quise hacer todo lo que estoy acostumbrado. Primero le dije a la lujuria que me ayudara. Y le dije que ella hiciera su parte buscando que solamente el hombre quisiera satisfacer sus deseos carnales. Dejé pues a la lujuria trabajando mientras yo sembraba ideas como, tú eres el hombre de la casa, tú trabajas mucho para traer el sustento, tú mereces un descanso saliendo siempre de trabajar, deja a la esposa que haga el quehacer, trata de tomarte tus cervezas en las tardes y los fines de semana busca a tus amigos de soltero, ve con ellos al deporte y trata de relajarte para que agarres fuerzas y el lunes siempre llegue con todo el punch al trabajo. Le dije además que se comprara el celular más moderno ya que se merecía siempre lo mejor y que le diera el usado a su esposa. Pero que antes borrara todas sus fotos y que por nada del mundo le diera la contraseña del Facebook a su esposa. Que el Facebook es una página sumamente privada y que nadie tiene derecho andar buscando que escribe o a que fotos le da like. Es más le dije que bloqueara a su esposa o que hiciera 2 páginas de Facebook para que en la otra se pusiera un seudónimo y así buscara solamente a los que son más íntimos y nadie se diera cuenta de lo que se publicaban. La lujuria por su parte me dijo que insistió mucho sobre la satisfacción del hombre y que no le importara si la esposa tenía dolor de cabeza o andaba de mal humor, que tenía que cumplir y ya. Pero pues creo que los dos fallamos porque el amor se impuso y no dejo que sucediera nada de lo que yo y la lujuria ya habíamos planeado. 

LA ENFERMEDAD: Pues conmigo casi nadie se escapa. Siempre que llego a un matrimonio trato de permanecer un tiempo largo y hacer de la enfermedad algo agónica y desesperante. Les hacía pensar que era interminable o que no había médico que me curara para que se hartaran de las causas que yo provoco. Pero pues no, al parecer el amor pudo más y quedé también derrotado.

LA POBREZA: Yo soy la pobreza para los que no me conocen. Yo llegué después de mi compadre la enfermedad. Y pues cuando la enfermedad no funciona, porque déjenme decirles que otras veces tampoco ha funcionado. Por ahí se las da de muy eficiente, pero hay que reconocerlo, ha fallado en más de dos ocasiones.

ENFERMEDAD: (interrumpe) ¿O sea que tu muy muy, tú la más fregona? Te preguntaron que cómo te había ido y no que dieras un recorrido histórico sobre mi vida.

LA POBREZA: ¿O sea que si aceptas que eres inferior a mí?

El ODIO: Ya dejen de disgustarse. Y tú mal carácter deja de trabajar en ellas. Así hubieras trabajado en esos esposos que ahora se han de estar burlando de nosotros. Pobreza, prosigue con lo que estabas comentando.


NARRADOR: De pronto, de un rincón del salón se levantó un sentimiento poco conocido y que vestía todo de negro, con un sombrero gigante que caía sobre su rostro y no permitía ver su aspecto. Era fúnebre como el de la muerte.


LA RUTINA: Yo sí pude matar al amor patrón.

EL ODIO: ¿Tú? pero ni aparentas nada, ni sobresales de los demás, ni eres tan…tan, tan fuerte, ni impactas. ¿Cómo puede ser posible que tú lo hayas matado?  ¿Cuál es tu nombre?

(El sentimiento camina soberbiamente cerca del odio y dice)

LA RUTINA: "MI NOMBRE ES LA RUTINA". Y mi formula es sencilla. Sin darse cuenta comencé a trabajar en los dos haciéndoles pensar que todo era igual y sin sentido. No se dieron cuenta de mi presencia y cuando menos lo pensaron acabé con el amor. Les hice sentir que ya todo era usado, sin sentido, que

REFLEXIÓN:

La rutina es una manera tediosa y vacía de vivir y tiene mucho que ver con el egoísmo. Cada quien se concentra en sus propias actividades y descuida la actividad más importante de la vida: relacionarse bien con su familia.  No toman en cuenta la opinión o el interés del otro en algún tema específico.


La rutina hace que te olvides de los detalles que mantienen viva una relación. Por ejemplo nos olvidamos de prepararle un desayuno especial a nuestro cónyuge de vez en cuando. Nos olvidamos de decirle a nuestro cónyuge cuanto le amamos y cuán importante es para nosotros. Los hombres nos olvidamos de traerle unas flores a la esposa, o alguna muestra de afecto. Las mujeres se olvidan de acariciar a su esposo. 















martes, 18 de agosto de 2015

Leyes absurdas en contra de los seres humanos


Por Modesto Lule Zavala, MSP




No es la primera vez que escucho o veo una noticia como la que voy a comentar. Hace muchos años cuando vivía en California, allá por los años noventa, escuché en la radio que habían sentenciado a una persona varios meses en la cárcel por haber pateado un gato y haberle quebrado su columna vertebral. En USA está despenalizado el aborto y es mayor delito golpear a un animal que matar a un bebé en el vientre materno. Ahora en el Distrito Federal, hace años se despenalizó el aborto y no me había tocado ver una noticia similar a la que escuché tiempo atrás. Pero este 1 de agosto del 2015 veo la siguiente nota:

“La Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) sentenció a tres años de prisión a un sujeto por herir y causar la muerte con arma punzocortante a un perro en febrero de este año. Con base en las pruebas presentadas, la Subprocuraduría de Procesos determinó que Oscar Jonathan Reza Rodríguez era responsable de apuñalar al canino, heridas que le causaron la muerte. De esta manera el Juez 16 Penal de Delitos No Graves, dictó sentencia de tres años de prisión, así como el pago de 20 mil 985 pesos de multa y mil pesos de reparación del daño”.

Es más penado en el DF matar un animal que un ser humano en el vientre materno. ¿En qué tiempos estamos? ¿Los seres humanos somos menos que los animales? Obviamente no estoy de acuerdo en que lastimen o maten a los animales por puro gusto. Yo siento feo cuando piso un caracol que sale a los pasillos cuando llueve en la casa donde me encuentro. Cuando hay luz y los veo les quito del camino. Hay que cuidar los animales pues son creación de Dios pero más aún debemos cuidar y respetar la vida humana.



Defendamos la vida de los seres humanos desde su concepción, no cambiemos las leyes universales. Nuestra sociedad está dando más valor a los animales que a los seres humanos. Eso quiere decir que nos estamos deshumanizando. Recordemos lo que dice la Biblia, fuimos creados a imagen y semejanza de Dios. Respetemos nuestra dignidad.

Lamentablemente la visión de la vida está cambiando para mal y no para bien. Somos más de la tecnología, de lo superficial, de lo instantáneo y al mismo tiempo más inhumanos. El dolor para estas generaciones deshumanizadas siempre ha sido un buen patrón para ver que es ético o no-ético. Y les duele ver más a un animal que sufre que a un ser humano en el vientre cuando está siendo destazado.

¿A dónde vamos a llegar con estas leyes absurdas en contra de los seres humanos?




Hasta la próxima.








martes, 7 de julio de 2015

Guion para una despedida de solteros religiosa




Hace muchos años participé de una despedida de solteros y me encantó la forma como lo hicieron. Hoy me han enviado la forma de hacerlo y se las comparto. Algunos ya no creen en Jesucristo aunque dicen que creen en Dios, pero hay otros que si creen por eso se unen en matrimonio religioso, pues saben que si se casan por la Iglesia es para amarse en nombre de Jesucristo y como creen en Él se casan y saben que cada que participen e Misa lo van a poder recibir. Quien no se casa no cree en Jesucristo por eso no le importa si lo recibe o no y aunque vaya a Misa no quiere recibirlo en la comunión. Oremos por todos aquellos que dicen que creen pero mienten. Bueno, esto no es una reflexión es una exhortación y ahora para los que si se quieren casar, unir en nombre de Cristo les dejo el guion para la despedida de solteros.