miércoles, 27 de abril de 2011

Madres adolescentes ¿Por qué aumentan?


Por Modesto Lule msp
Mariana tomo a su bebe y lo llevó a su pecho. Julio camina frente a ella y le grita. Pero al sentirse ignorado la toma de los cabellos y le dice lo mucho que la odia. El llanto del niño sube de tono y se escucha hasta la siguiente esquina del vecindario. Un vecino se asoma por una de las ventanas y le grita que dejen dormir. Julio recrimina a Mariana por la reprimenda escuchada.
El silencio en Mariana enfureció más a Julio que sin pensarlo le suelta un golpe estrellándoselo en el rostro. Ella cae de espaldas lanzando al niño a un lado. Julio levanta al niño y lo alza para llamarle la atención por los lloridos que emite. Mariana toma fuerza y se pone de píe para acercarse a Julio y quitarle de sus manos a la criatura. Se da la media vuelta y se retira a pasos agigantados mientras Julio vocifera en contra del niño y de la portadora del mismo.
Mariana camina por largo tiempo hasta llegar a una casa en medio de la calle. La luz interior de la casa está prendida a pesar de ser madrugada. Se acerca a la puerta y se impulsa para tocarla, pero antes de que su mano llegue a la superficie se escucha la discusión de una mujer y un hombre en el interior de la casa. No me grites, dice la mujer dentro de la casa, no me grites. Yo te grito las veces que yo quiera, dice el hombre sosteniéndola del brazo. La gente se va a despertar, dice la mujer. Me vale un comino, es mi casa y aquí hago lo que yo quiero, menciona el varón. El niño de Mariana comienza a llorar y alerta a las dos personas en el interior de la casa. Lo que faltaba, dijo el hombre. Sólo faltaba eso, que tu hija llegara otra vez a esta casa. De seguro aquel vago ya la corrió. Como si no tuviera suficientes problemas aquí en mi casa. Déjala viejo, dijo la señora, ella sufre mucho. Yo no le dije que se fuera de la casa, respondió el señor. Es una niña, no le hables así, dijo la señora. Eso le pasa por estúpida, contesto el varón. Mariana toma valor y entra a la casa. --Si me fui de la casa fue porque ya no te soportaba papá. --Y si ya no me soportas, ¿por qué vienes otra vez? –No cambias, no cambias. Sigues igual de borracho. Por eso me largué, no aguantaba verte más así. Todo el tiempo borracho, golpeando a mi mamá. –Te me largas ahora mismo de esta casa, no te quiere ver nunca. Sólo eso me faltaba que me echaras en cara tu fracaso con ese pelafustán. –Me largo papá, me largo. –No hija, grita la mamá. No te vayas, no le hagas caso, está borracho. –hay mamá no sé cómo le aguantas tanto. –Lárgate de mi casa, le grita el papá. –Me largo, ya suficiente he tenido hoy para seguirte soportando también a ti papá. Mariana sale de la casa azotando la puerta con su niño en brazos y llorando los dos sin consuelo.
El embarazo en adolescentes está cada vez más en aumento. ¿Por qué se embarazan las adolescentes? Las respuestas que dan los encargados de estadísticas dicen que son diferentes motivos. Pueden ser, los hogares desintegrados, problemas económicos o familiares, bajos niveles de escolaridad. En el peor de los casos tenemos las violaciones. Todas las estadísticas realizadas demuestran que hay mayor número de embarazos en adolescentes cuyas familias están separadas y también en familias con un solo progenitor. Entre las madres adolescentes existe un factor común a todas ellas: una mala historia de rendimiento escolar. También existe una escasa o nula comunicación con sus padres o con las hermanas mayores, sobre todo, en lo que concierne al sexo. Esto les lleva a buscar y encontrar la opinión y el consejo de otros jóvenes de su edad con su misma inexperiencia y falta de correctos patrones de conducta. Algunos más señalan que los embarazos en menores va a la alza y se atribuye a la influencia de la información de los medios, como el internet, así como el que los padres pasen mucho tiempo fuera de casa debido al trabajo. También el tener a la mano los preservativos ha fomentado las relaciones sexuales entre los adolescentes. El preservativo previene el embarazo pero poniéndolo tan al alcance de ellos favorece la relación. Ante tal problema no es necesario decir que hacer, tan sólo con evitar lo que produce este fenómeno podemos ayudar a mejorar la vida de cada persona. Pero se pueden ver algunas recomendaciones, por ejemplo: Inculcar los valores de respeto hacia ellas mismas. Conocer a las amistades de las hijas y averiguar cuáles son sus pensamientos y opiniones para aclararlos entre todos. Conversar de padres a hijos sin perder el control y buscar la ayuda espiritual que tanto ayuda en estos casos. Y sobre todo como sociedad debemos concienciar a las jóvenes de la responsabilidad que conlleva criar un hijo. La responsabilidad de ser papá es mucha, no sólo solventar sus necesidades materiales, sino más bien inculcar los valores familiares que nos enseña Cristo en su palabra. Por eso tan recomendable es que los que son padres tengan una formación en su fe y a su vez la den a conocer a sus hijos. No sólo es conocer a Dios, sino lo que quiere él de cada uno de nosotros, en este caso quiere que la dignidad no se pierda.
Hasta la próxima
Att. Modesto Lule.

**********************************
Si gustas escuchar mis podscat, en esta dirección:
Si te gusta leer visita mi espacio:
Escucha nuestra radio en esta dirección:

2 comentarios:

elizabeth dijo...

muy cierto: 'La responsabilidad de ser papá es mucha, no sólo solventar sus necesidades materiales, sino más bien inculcar los valores familiares que nos enseña Cristo en su palabra'; la comunicación es de lo mas importante!

flommar dijo...

ES CIERTO QUE MUHCO DEPENDE DE LA EDUCACIÓN O FALTA DE ELLA, QUE SE LES DÉ A LOS HIJOS... PERO, TAMBIEN FORMA PARTE DE CADA INDIVIDUO.

NO POR SER HIJO DE PADRES DIVORCIADOS, O SOLTEROS, O BORRACHOS O LO QUE SEA, SIGNIFICA QUE CRECERÁN CON EL MISMO PATRÓN... CLARO, TIENE MUCHO QUE VER... PERO NO NECESARIAMENTE "TIENE QUE" SUCEDER ASI...

SALUDOS!