martes, 7 de mayo de 2013

Es pecado bailar? se puede danzar en la misa? Podcast y escrito




Por P. Modesto Lule msp


Abajo del escrito la dirección para escuchar el audio



Me escribió una persona que siente cargo de conciencia porque va  cada ocho días va a los bailes. Ella es catequista y alguien le dijo es que es pecado ir a bailar.


Esta es una pregunta muy recurrente que se hacen muchos jóvenes cristianos, ya que el baile siempre ha sido uno de los pasatiempos favoritos de muchas personas. No hay una referencia bíblica especifica que diga “bailar es pecado”, de hecho Bailar no es pecado, pues fue creado por Dios para agrado de Él. La moral cristiana tampoco dice que bailar sea pecado. Jesús mismo bailó, aunque no lo dice explícitamente pero podemos suponerlo ya que todos los judíos cantaban y danzaban y no creemos que Jesús haya sido un aburrido. En el antiguo Testamento encontramos a grandes personajes que no les daba vergüenza bailar, muy a pesar de que se burlaran de ellos o fueran señalados. Tenemos el caso del Rey David cuando regresaba con el Arca de la Alianza  la hija de Saúl le señaló diciendo que era un desvergonzado cualquiera. (2 Sam. 6, 5. 20-21) Este le contestó: «Es verdad; he estado bailando, pero ha sido delante del Señor…Por eso bailo delante de él. Y aún me humillaré más que ahora; me rebajaré, según tu opinión…». En el Nuevo Testamento encontramos a Jesús que participa de una boda, (Jn. 2, 1-12) en la boda que duraba varios días, todos compartían la alegría de los novios y danzaban. En la misa cena de pascua judía se danzaba. Y Jesús participó de esa cena, (Mc. 14, 12 – 25) y muy seguramente danzó mientras cantaban los salmos. Recordemos que El término "pascua" proviene de la transcripción griega y latina, pasja; de una palabra de origen hebreo y arameo, respectivamente, pesah y pasha; que remite a su vez al verbo pasah, que significa "pasar", "saltar". De aquí procede el significado del sustantivo: "fiesta" (danza) y "paso" por eso en este tipo de celebraciones era común bailar.


Ahora bien, el bailar en si no es pecado, creo que todo depende de la intención con la que se haga dicho baile. Danza y baile quizá lo único que tengan de diferente son las palabras con las que son escritas. Algunos podrán defender que la danza no es igual que el baile pero al final de cuentas tanto el baile como la danza es la ejecución de movimientos acompasados con el cuerpo, los brazos y las piernas al ritmo de una melodía. Otros podrán decir que con las danzas no se ofende a nadie como se hace con la lambada o el famoso perro que se baila con algún tipo de reggaeton, pero hay que tomar en cuentas que existen ciertos tipos de danza para dioses o mitologías que evocan la fertilidad en las mujeres o la exaltación de la naturaleza donde se terminan con un tipo orgía.

Remarco nuevamente que lo malo en un baile es la intención con la que se hace. El baile no es pecado, pero puede llevarte a cometer muchos pecados. Hay muchos bailes que incitan a la inmoralidad sexual, provocación de los órganos genitales y por ende a tener relaciones sexuales. Desconozco todos los tipos de bailes, pero puedo enumerar dos de los más polémicos, entre ellos la lambada, que comenzó en Brasil hace muchos años que no es nada subido de tono como lo es el famoso perreo que se baila con algún tipo de música reggaetón. Según algunos el reggaeton (o reguetón) es procedente del reggae jamaicano con influencias del hip hop, que se desarrolló por primera vez en Latinoamérica en los años 1970 y mediados de los años 1980. Con la polémica que se ha dado con el reggaeton algunos han intentado desarrollar un tipo de reggaeton más sano, sin persuadir a tener el baile de tipo perreo que asemeja a dos caninos en pleno acto sexual.

Podemos buscar el baile si es que somos partidarios de este tipo de entretenimiento, pero cuidar nuestras intenciones y buscar ambientes que sean favorables para una persona que intenta vivir su cristianismo. Sabemos que hay lugares donde aunque no se promueve este tipo de bailes se puede promover el consumo de alcohol y de drogas. Esto es algo que se debe evitar para no caer en abusos y llevar a la adicción. Como cristianos debemos esmerarnos en vivir nuestro cristianismo y evitar adquirir pensamientos relativistas o escrupulosos. La Biblia nos dice: «Yo soy libre de hacer lo que quiera.» Es cierto, pero no todo conviene…no debo dejar que nada me domine. (1 Corintios 6, 12) Y más adelante dice: « ¿No saben ustedes que su cuerpo es templo del Espíritu Santo que Dios les ha dado, y que el Espíritu Santo vive en ustedes? Ustedes no son sus propios dueños, porque Dios los ha comprado. Por eso deben honrar a Dios en el cuerpo». (1 Corintios 6, 19). Ante tales señalamientos por parte de Dios debemos cuidar nuestro cuerpo en muchos aspectos para no caer en banalidades que nos lleven a denigrarnos.

Tomando este espacio considero oportuno aclarar que las danzas que se hacen para alabar a Dios tienen su momento y su lugar. Algunos pueden caer en errores litúrgicos al utilizar danzas de alabanza en plena celebración Eucarística. Dicha celebración contiene sus elementos y no creo que sea aceptable agregar más elementos al esquema que ya se presenta en el ritual romano. Debemos de respetar el lugar y el momento, fuera de la celebración podemos alabar a Dios de diferentes formas.


En esta dirección puedes descargar el audio de este artículo:

Si te gustan estos artículos te pido te registres para que puedan llegarte hasta tu correo el artículo en cuanto se publique alguno.

También te pido me ayudes a promover esta página.

Y para estar al tanto de lo que hacemos en este blog, como en el de los podcast, puedes seguirnos en facebook y twitter.

Gracias y que Dios te bendiga.


Hasta la próxima.