jueves, 15 de agosto de 2013

Tuvo más hijos la Virgen María? Podcast y escrito


Compilado por P. Modesto Lule msp
padremodestomsp@gmail.com


                                                           El audio al final del escrito


Hay una parte de grupos no católicos, que atacan mucho a la Virgen María principalmente negando su virginidad. Algunos suelen afirmar que María no permaneció virgen, sino que ella tuvo otros hijos. Citan los evangelios que hablan de «los hermanos de Jesús», por ejemplo en Mateo 13, 56: 
“y ¿no viven sus hermanas también aquí entre nosotros?” y Marcos 3, 31: “Entre tanto llegaron la madre y los hermanos de Jesús...” Con estos versículos se atreven a decir: «Si Jesús tuvo hermanos, entonces María tuvo otros hijos». Y menciono que algunos, ya que los que son verdaderos conocedores de la Biblia saben que los términos empleados no refieren a los que conocemos ahora, tienen otro significado. La Iglesia Católica afirma que María fue siempre virgen y que Jesús es su único hijo. Por desgracia la ignorancia nos hace repetir lo que personas con odio o con más ignorancia suele emitir en sus momentos de poca lucidez.  

Términos originales en la Biblia.
En hebreo y arameo, la palabra hermano se usa para hablar de cualquier pariente. Esta palabra también puede referirse a hermanos y hermanas espirituales, como se usan actualmente.

En los casos de las citas bíblicas que hemos dicho, si el Evangelio hablara de hermanos verdaderos de Jesús, hijos de María, al nombrarlos junto a ella, el Evangelio diría: «tu madre y los hijos de tu madre, están aquí». Esta era la manera correcta de expresarse en aquel tiempo para evitar confusiones.

Por eso, algunas traducciones de la Sagrada Escritura prefieren utilizar la palabra parientes, en vez de hermanos. Otro ejemplo lo podemos ver en Génesis 13, 8. Donde  Abraham le dice a Lot: «Somos hermanos». Lot era su sobrino (Génesis 11, 27; 12, 5). Si en tu Biblia dice pariente, esa Biblia ya ha corregido el problema para evitar confusiones.

El Evangelio de Marcos 6, 3 dice: « ¿No es éste el carpintero, hijo de María, hermano de Santiago, José, Judas y Simón?». Aquí no dice: «María, madre de Santiago, José, Judas y Simón»; afirma «el hijo de María» y no «uno de los hijos de María». La Biblia nunca habla de «los hijos de María», sino de «los hermanos de Jesús». Siempre es en singular cuando habla de la relación de Jesús con María.

En el Nuevo Testamento hay numerosos ejemplos en los cuales leemos que Jesús llama hermano a todo el que cree en su Palabra y la cumple, dice: «Lo mismo hará también mi Padre celestial con ustedes, si no perdonan de corazón a sus hermanos» (Mateo 18, 35). «Entonces Jesús les dijo: No teman; avisen a mis hermanos que vayan a Galilea, y allí me verán». (Mt 28, 7-10).

La lista de los hermanos
Los hermanos de Jesús que aparecen citados en Marcos 6, 3: Santiago, José, Judas y Simón, aparecen como hijos de otra madre que no es la Virgen en otros pasajes del Evangelio. En Mateo 10, 3 se aclara que Santiago era hijo de Cleofás (Alfeo), hermano de José, y era hijo de María de Cleofás, Santiago era hermano de Judas Tadeo. Estos pues eran primos de Jesús. El otro Santiago es hijo de Zebedeo, conocido como el mayor. (Mateo 10, 2)

En estas citas notamos que la madre de Santiago y de José es, en realidad, otra María. En Mateo 27, 56 leemos: «María Magdalena, María la madre de Santiago y de José, y la madre de los hijos de Zebedeo…». En Marcos 15, 40 dice: «María Magdalena, María la madre de Santiago el menor y de José y Salomé…». Juan 19, 25 dice: «Junto a la cruz estaban, María la madre de Jesús, y la hermana de su madre, María, mujer de Cleofás, y María Magdalena». Es claro conocer la verdad, solamente nos hace falta leer bien las escrituras para no confundirnos.


La Familia de Nazareth
Cuando Jesús tenía doce años, subieron a Jerusalén para llevarlo al templo. Los judíos llevan a sus hijos a estas peregrinaciones para acostumbrarlos: «Los padres de Jesús iban todos los años a Jerusalén para la fiesta de la Pascua. Cuando Jesús cumplió los doce años, subió también con ellos a la fiesta, pues así había de ser» (Lucas 2, 41). Si María tuvo más hijos, ella debería haber quedado al cuidado de ellos, ya que habían de ser pequeños, y la mujer no estaba obligada a subir a Jerusalén. Pero María toma parte en la peregrinación de Pascua, lo que no se comprendería bien de haber tenido niños pequeños, que hubiera tenido que abandonar durante catorce días.

Unos versículos más adelante Lucas habla de mi hijo solamente: «Jesús entonces regresó con ellos, llegando a Nazareth. Posteriormente siguió obedeciéndoles. Su madre, por su parte, guardaba todas estas cosas en su corazón. Mientras tanto, Jesús crecía en sabiduría, en edad y en gracia, ante Dios y ante los hombres». (Lucas 2, 51-52). No nos da ninguna indicación de que hubiera otros hermanos.

Los Mayores
Cuando los evangelios nos hablan de «los hermanos» de Jesús, aparecen siempre mayores que Jesús en edad, pues se permiten aconsejarle: «Sus hermanos le dijeron: No te quedes aquí, vete a Judea para que tus discípulos de allí vean las obras que realizas» (Juan 7, 3), y reprocharle: «Al enterarse sus parientes de todo lo anterior, fueron a buscarlo para llevárselo, pues decían: Se ha vuelto loco» (Marcos 3, 21). Si Jesús era el primogénito, estas acciones hubieran ido en contra de la costumbre judía y de Oriente. Sólo era permitido a los hermanos mayores, aconsejar y mandar al menor pero no a la inversa.

Ahí tienes a tu madre
Leemos en el Evangelio de Juan (19, 26-27): «Cerca de la cruz de Jesús estaba su madre, con María, la hermana de su madre, esposa de Cleofás, y María de Magdalena. Jesús, al ver a la Madre y junto a ella al discípulo que más quería, dijo a la Madre: Mujer, ahí tienes a tu hijo. Después dijo al discípulo: Ahí tienes a tu madre. Y desde aquel momento el discípulo se la llevó a su casa».
Si María tenía más hijos: ¿Por qué Jesús se la encarga a un extraño? La verdad es que María no tenía más hijos, por eso Jesús le pide a Juan que se haga cargo de ella ya que no quería que su madre se quedara sola y sin familia. ¡Si María hubiera tenido otros hijos habrían estado obligados por la ley judía a cuidar de ella!

Por todo lo dicho queda claro que María no tuvo otros hijos más que Jesús. De esto podemos darnos cuenta si leemos bien y estudiamos la Biblia.

En esta dirección puedes escuchar el audio de este artículo:



Hasta la próxima.




2 comentarios:

Amelia Cervantes dijo...

Exelente informacion. Gracias padre es de mucha utilidad para cuando sea necesario.

Amelia Cervantes dijo...

Exelente informacion. Gracias padre es de mucha utilidad para cuando sea necesario.