viernes, 18 de octubre de 2013

Puede utilizar un católico el Reiki? podcast y escrito



Compilación  P. Modesto Lule Zavala msp


Lo que vamos a describir a continuación es lo que dicen los promotores sobre el  Reiki.

Una forma de sanación y apoyo para cambiar las conductas y actitudes indeseables. La enfermedad viene por desequilibrios energéticos internos, y estos causan la pérdida de la salud en sus aspectos físico, mental y emocional y esta terapia les puede ayudar. Con el Reiki se da una sanación energética. Las condiciones negativas se convierten en positivas.

Reiki es un concepto formado por dos vocablos japoneses, Rei y Ki, que se refieren a dos formas de energía que son fundamentales en el ser humano. Rei significa energía del universo. Los japoneses señalan que todos los seres estamos conectados a esta forma de energía y cuando fluye libremente a través de nosotros, produce salud y bienestar.

Ki es la energía vital que circula dentro del organismo de los seres vivos. Esta energía y la calidad de la misma, difieren de un ser a otro.

La Acupuntura japonesa con 3,000 años de antigüedad llama Ki, a esa energía que corre dentro del ser humano, la Acupuntura china que tiene más de 5,000 años, denomina Chi a esa misma energía y el Hinduismo la denomina Prana.

Si el Ki o Chi o  Prana, deja de circular totalmente en un organismo vivo, la vida se interrumpe. Algo así como cuando se le acaba la energía a una batería. Si alguien se murió fue porque se le acabó el Chi, o el Ki o la Prana.

El objetivo básico de un tratamiento Reiki, es integrar e interactuar en forma armoniosa el Rei, la energía del universo, con el Ki, la energía vital interna de los seres vivos. El Reiki puede servir en todo ser vivo, ya sea una planta, un animal o una persona.

En el Reiki el curandero o maestro  realiza su función curativa empleando su energía mental y además, es el conducto por donde circula la energía Rei. Será pues el transmisor o puente de esta forma de energía del universo para curar al paciente. El paciente es quién se cura a sí mismo con el poderoso apoyo de la energía del universo. El efecto final de la recepción de la energía Rei en el paciente facilita que este haga circular fluidamente su propio Ki, con la cantidad y calidad necesarias para que pueda vivir saludablemente. Así, el paciente logra la reconexión con la Energía Maestra del Universo y consecuentemente se originan procesos de revitalización física, mental y emocional, que dan lugar a un estado de bienestar general y de salud.

El descubridor del Reiki fue Mikao Usui, quien desarrolló el Reiki durante un retiro espiritual por el año 1920, aunque él siempre afirmó que únicamente "redescubrió" una técnica de sanación milenaria que ya existía.

Todo lo anterior es lo que dicen los promotores del Reiki.

Reflexión sobre lo ya expuesto.
El método Reiki se basa en la creencia hinduista de que el correcto fluir de la Energía Vital a través de los distintos chakras es lo que asegura un buen estado de salud en el organismo. La palabra chakra significa disco o círculo.
Según esta creencia, el mal funcionamiento o bloqueo de la energía en uno o varios chakras sería lo que provoca o agrava el mal estado de salud, dando lugar a enfermedades y trastornos. Según todos estos grupos que trabajan con la energía del cuerpo humano, dicen que cada persona tiene siete chakras principales, estos son centros de energía inmensurables, es decir energía no medible de ninguna forma. Los promotores aclaran que el Reiki no puede reemplazar el tratamiento médico, aunque sí se puede utilizar de forma complementaria.

Dicen que esta terapia resulta eficaz en multitud de molestias y trastornos tanto físicos como psicológicos, como la ansiedad, el estrés, el insomnio, la artritis, las jaquecas, los problemas gástricos y también actúa como sanador de bloqueos emocionales profundos. Incluso dicen que ayuda en las terapias de desintoxicación, reduce los efectos secundarios de todo tipo de tratamientos, incluyendo la quimioterapia, pero la verdad es que NO se comprobado científicamente. 

El atractivo del Reiki ante un mundo donde hay tanta "tensión y estrés", pretende ser una vía para obtener balance y armonía. Por eso es que se extiende cada vez más y hasta en algunos colegios católicos ya lo han aplicado.

Algunos de los promotores para confundir o para llevar a cristianos a la práctica de esto, se atreven a decir que ya Jesucristo era maestro Reiki porque también él imponía las manos y lograba curar a las personas.

Por todo lo que ya se ha dicho sobre el Reiki PARECIERA QUE NO ES MALIGNO ni contrario a la fe católica. Por lo mismo esta moda y ha crecido en popularidad porque al no ser parte de una religión en concreto se vende como una técnica “religiosamente” neutral, que invoca una “fuerza viva” sin ponerle un nombre concreto. Eso permite que unos lo practiquen invocando a Jesús o a Dios Padre. Incluso llegan a referir al Espíritu Santo como “energía de vida”. De esta manera se confunden a muchos católicos y cristianos en general. 

Los curanderos de Reiki también confunden más a los cristianos porque mencionan a los arcángeles y a la madre Teresa de Calcuta como “guías espirituales”. Y esto no es todo, dicen que Jesucristo fue un “maestro de Reiki”, y que adquirió sus “poderes de curación” iniciándose “de forma secreta” en Asia.  Esta idea es contraria al cristianismo ya que en otras palabras, los milagros de Jesús serían producto, no de su poder divino sino de una técnica (Reiki). Naturalmente el Reiki no existía en la época de Jesús, aunque ahora sus promotores lo anuncien como un “antiguo método de curación redescubierto”.

Si usted es cristiano ponga mucha atención. Los del Reiki confunden a Dios con "energía".  PERO HAY QUE REMARCAR varias veces esto para que quede claro, EL DIOS QUE ADORAMOS LOS CRISTIANOS NO ES "ENERGÍA" sino un Dios vivo, Uno y Trino, que se ha dado a conocer en la Historia de la Salvación. Dios ha enviado a su Hijo al mundo para salvarnos. Ninguna energía puede iluminar el alma hacia su destino. Nuestro mundo no es el universo de Marvel donde caminan personas con poderes y energía para hacer diferentes acciones en la vida.

El catecismo de la Iglesia Católica dice en su número, #2117: «Todas las prácticas de magia o de hechicería mediante las que se pretende domesticar potencias ocultas para ponerlas a su servicio y obtener un poder sobrenatural sobre el prójimo -aunque sea para procurar la salud-, son gravemente contrarias a la virtud de la religión. Estas prácticas son más condenables aún cuando van acompañadas de una intención de dañar a otro, recurran o no a la intervención de los demonios. Llevar amuletos es también reprensible. El espiritismo implica con frecuencia prácticas adivinatorias o mágicas. Por eso la Iglesia advierte a los fieles que se guarden de él. El recurso a las medicinas llamadas tradicionales no legítima ni la invocación de las potencias malignas, ni la explotación de la credulidad del prójimo».

La Iglesia reconoce sólo dos clases de curación: la curación por la gracia divina y la curación que utiliza los poderes de la naturaleza", que "no se excluyen una a otra".

El Reiki, no encuentra apoyo ni en los descubrimientos de la ciencia natural ni en la fe cristiana.

El Reiki no ha sido aceptado por las comunidades científica y médica como una terapia eficaz. Estudios científicos serios atestiguan que el Reiki carece de eficacia, así como de una explicación científica plausible (admisible, recomendable, satisfactoria) sobre cómo pudiera llegar a ser eficaz.

Tampoco la fe puede ser la base de esta terapia, afirmaron los obispos de USA en una carta que extendieron a toda la conferencia de aquel lugar, para exhortar a esos colegios católicos que incluyeron en su momento el Reiki como terapia de sanación.

Los mismos obispos explican que la diferencia radical se puede ver de forma inmediata en el hecho de que el poder de curación del médico Reiki está a disposición del ser humano. Para los cristianos, afirman, el acceso a la curación divina se hace a través de la oración a Cristo como Señor y Salvador, mientras que el Reiki es una técnica que se transmite de "maestro" a alumno.

Para un católico creer en la terapia Reiki presenta problemas sin solución. Emplear una técnica que no tiene apoyo científico es, por lo general, es actuar de forma imprudente.

No se puede aceptar el Reiki solamente por fe, ni cualquier otro tipo de prácticas que puedan tener elementos misteriosos o ajenos a la fe católica. Un católico que ponga su confianza en el Reiki, o en otro tipo de práctica estaría actuando dentro del ámbito de la superstición, es decir, esa tierra de nadie que no es ni fe ni ciencia.

Recordemos que la superstición corrompe el culto a Dios volviendo hacia una dirección falsa los sentimientos y la práctica religiosa. Aunque en ocasiones la gente cae en la superstición por ignorancia, es responsabilidad de todos los que enseñan en nombre de la Iglesia eliminar tal ignorancia tanto como les sea posible.

Terminamos diciendo que puesto que la terapia Reiki no es compatible ni con la enseñanza cristiana ni con la evidencia científica, no sería apropiado que instituciones católicas, como establecimientos sanitarios católicos y centros de retiros, o personas que representan a la Iglesia, como capellanes católicos, religiosas y demás, promuevan o proporcionen la terapia Reiki.

Tengamos presentes las palabras del Papa Francisco cuando nos exhorta a no licuar la fe en Jesucristo. Es decir, no mezclar creencias dudosas y supersticiones con la fe en Cristo.



Hasta la próxima.















10 comentarios:

Reikistas Lima dijo...

En principio te voy a decir que estamos de acuerdo en el último párrafo, la creencia en un Dios único hace incompatible la creencia de la Energía Universal como suprema por lo cual es antagónico realizar Reiki siendo católico.
Pero te voy a aclarar un par de puntos que no responden a la realidad en cuanto a la descripción de la disciplina.
Mikao Usui no era un monje budista. Era Shintoista. El budismo shingón es una adaptacion shintoista sincrética de la época y que no tiene relación con el atropocentrismo budista. El Reiki en este aspecto es PANTEISTA. Lo cual lo distancia aún mas del catolicismo.
Segundo punto el Reiki NO SE BASA en ninguna creencia hinduista. El Reiki es panteista y el hinduismo es teista. No se hace ningún tipo de invocación y el tema de los "Chakras" es una adaptación occidentalizada de la new age de la cual el Reiki se vio afectada y hasta podríamos decir prostituida. Pero que no está en el sistema original. No existe ningún tipo de relación entre el Reiki y el Hinduismo.
En tercera instancia KI, CHI y Prana son cosas completamente distintas. Prana es energía constitutiva y responde a la cosmovisión hindú. Chi es la descripción que muy bien das, y responde al Chi, del taoismo chino, y no tiene nada que ver con el concepto de KI, que es la energía dirigida por "el que sabe", y en acción. La definición de Rei es correcta, pero la del Ki es bastante diferente.
Te pongo un ejemplo, Rei en japonés es también "lluvia". La lluvia sería le energía superior que desciende, es reinterpretada y dirigida por "el que sabe", la concentra y dominando los 4 elementos de la materia, transforma esa agua de lluvia en vapor. El vapor en ese caso sería el Ki casualmente en japonés Ki es por ejemplo el arroz en ebullición, osea movilizando energía.
Dicho esto, te aclaro como reikista, que respeto la posición cristiana. Me parece pésimo que reikistas hagan invocaciones ya que nuestra cosmovisión es panteista NO TEISTA.
Podemos respetarnos y convivir en paz. Vuesta cosmovisión y la nuestra nos enseñan eso y ese debería ser el punto de entendimiento, respeto y amor.
El sincretismo que hacen algunos pseudo reikistas con cosmovisiones cristianas, asi como pseudo sacerdotes que hacen Reiki deberian ser aborrecidos por ambas partes cuando nuestras cosmovisiones nos la tomamos en serio.

Rogelio Figueroa dijo...

Reiki Basado en el hinduismo?????
Cuánta ignorancia!!!
Le falta decir que Usui era cristiano, como suele la ignorancia mostrar por ahí.
Todo bien con que alguien que es católico no haga Reiki porque no está en sus creencias. Eso es perfecto.
Pero por favor, informate más antes de escribir, porque definir al ki como lo mismo que el chi y el prana, dar la definición de chi como si fuera ki, decir que Usui era budista cuando era sintoista, hablar de chakras como si el reiki fuera una terapia mas de la new age, es lo mismo que yo te dijera que Cristo era un chamán maorí que se inspiró en la teoría de los antiguos astronautas para predicar sus mensajes en China.
Si querés hablar de Reiki, estudiá y sobre todo respetá.
No confundas Reiki con la New Age porque no está ni cerca.

Lourdes Ibarra dijo...

Para mi estubo bien, porque no conocia esas cosas asi que Padre siga aprendiendo para que lo comparta.Bendiciones

Mayrita dijo...

Padre! Yo no sabia de estas cosas ? Gracias por compartir ! Yo confio en dios. Bendiciones !

Modesto Lule dijo...

Veo que algunos practicantes del reiki me corrigen en los datos que investigué. Puede ser que hayamos errado en los datos precisos pues nos dedicamos a investigar en varias páginas decía lo mismo sobre ciertos personajes.

Isabel Granados dijo...

El punto aquí es,que los católicos que tenemos fe, no creemos ni necesitamos a nadie mas que a Jesucristo; verdadero y único Salvador y sanador. Bendiciones.

Amelia Cervantes dijo...

Amen

Amelia Cervantes dijo...

Con Jesucristo tomando mi mano,no necesito de Nadie mas. EL SEÑOR ES MI PASTOR,NADA ME FALTA!!

Amelia Cervantes dijo...

Con Jesucristo tomando mi mano,no necesito de Nadie mas. EL SEÑOR ES MI PASTOR,NADA ME FALTA!!

Nidia Mónica Bello Negrete dijo...

Para Rogelio Figueroa, QUE PENA DAS...!!!
Si tu mezcla mental habitual corresponde a tu imagen donde mezclas la cara del eminente científico Albert Einstein quien dedico su mente a grandes aportes a la humanidad y quien se reveló como un firme defensor de los movimientos pacifista, socialista y sionista, y mira que tu mezclarlo pretendiendo que le corresponde un cuerpo de un fisicoculturista quien representa a un sujeto narcisista que lo único que busca es el protagonismo.

Te aconsejo que realmente vivas una fe... la medites, la practiques y comiences por definirte una imagen que represente en una sana congruencia en la vida habitual.

Padre, los ignorante somos fácilmente confundidos, y necios al llamado que Jesus nos hace participes a compartir con él reino de Dios... ¡¡¡Gracias por compartir para saber y no perdernos!!!

La Iglesia Católica no tiene miedo de la verdad, lo único que teme es la ignorancia.

Señor Jesús, no dejes que los cuervos de la duda se coman la semilla de la fe que Tú plantaste en mi corazón; ni sea ahogada por las espinas de mis propias pasiones, sino que a través del estudio y del testimonio, eche raíces en mi corazón y da mucho fruto. Amen.