viernes, 6 de junio de 2014

Evangelizar cantando


Por P. Modesto Lule Zavala msp


Algunos hacen comentarios de Sor Cristina Scuccia a favor, otros en contra, unos le aplauden, otros le señalan. Unos dicen que evangeliza cantando en este concurso otros que no.

Sor Cristina Scuccia participa de un concurso que tiene fama mundial. Este llega a millones de personas por sus videos publicados en la red y a muchos en televisión directa. Por medio de este programa se puede llegar  a millones.


Sor Cristina Scuccia, ¿está evangelizando en ese programa?  Antes quiero definir que, evangelizar, viene de evangelio y significa buena nueva. Hay muchas formas de evangelizar en la Iglesia. Se cuenta que san Francisco un día le dijo a un hermano que lo acompañara porque iban a predicar, este lo siguió y comenzaron a rezar el rosario caminando por todo el pueblo. Al regresar, el hermano que lo había acompañado le preguntó a san Francisco que porque no habían predicado, a lo que san Francisco contesto que lo habían hecho con el testimonio. Con este ejemplo podemos concluir que no necesariamente hay que anunciar de viva voz el mensaje del evangelio para decir que hemos predicado. Aquí me surge una pregunta, ¿será que algunos creen que cantar canciones seculares, como lo hizo Sor Cristina Scuccia, es evangelizar? Si es así entonces tengo que aplaudir a muchos sacerdotes que cantan canciones seculares incluso dentro de la Misa para ganar popularidad y aplausos de sus fieles. Otros más atrevidos, venden sus discos con canciones rancheras, canciones de amor, de desamor, de dolor y de sufrimiento. En lo personal creo que eso de cantar canciones seculares no es evangelizar, no importa si lo hacen los curas o las monjitas. Para mi evangelizar es dar a conocer la buena nueva con el testimonio. Y quizá Sor Cristina a quien más pudo darle testimonio es a los que estuvieron cerca de ella, principalmente al coach. Al público presento la imagen de una monjita alegre y jovial, algo que no se presenta en los medios masivos de comunicación. Peor aún, estos medios cuando se refieren a las monjas, lo hacen de una forma ofensiva, con mujeres ancianas y malhumoradas, agresivas y prepotentes. No dudo que las haya, pero no son todas así. Si Sor Cristina Scuccia intentó evangelizar (que no lo dudo)  desde su postura tuvo que hacerlo viviendo como lo que es, una religiosa consagrada. Ante esto, aplaudo lo que hizo al saber que había sido la ganadora, invitar a todos a rezar un padre nuestro. Yo mismo lo recé junto con ella mientras veía la final en vivo, no dudo que otros más lo hayan hecho.


Así puntualizo lo siguiente: Sor Cristina Scuccia quizá (no lo dudo, pero no lo puedo comprobar) dio testimonio a los más cercanos durante ese concurso de lo que es ser religiosa, ser consagrada, orar a Dios y obedecer a sus superiores. A los que la vimos por el video nos dio a conocer que era religiosa, que tiene una potente voz y que tiene el don de cantar. Pudo presentar la imagen de una religiosa que casi no se conoce en las pantallas, alegre, jovial y espontánea. Pero puede surgir un peligro, confundir a los que no distinguen su participación en ese concurso con su ser de religiosa. Lo peor, confundir a muchos y pensar que porque ella interpretó esas canciones seculares, estas mismas se pueden cantar en actos litúrgicos. Y lo digo con conocimiento de causa, ya que me llegaron los mensajes de personas que así lo entendieron. Por esto remarco, que Sor Cristina al cantar canciones seculares no estaba evangelizando, estaba participando de un concurso para poder llegar a la final y poder tener la oportunidad de grabar un disco con una compañía disquera internacional que le podrá llevar a muchas personas más. Será interesante saber que canciones va a grabar y saber si con ello logrará hacer lo que todos esperamos, anunciar a Cristo por medio del canto. Si así lo hace, habrá cumplido su cometido, su meta, poder llegar a una plataforma que llega a millones para anunciar la Buena Nueva.



Hasta la próxima





1 comentario:

Xavier Benitez dijo...

esperemos Padre Modesto que ese sea su cometido grabar un disco para Evangelizar por medio del canto y no con canciones seculares.

Quiera Dios que así sea