viernes, 30 de enero de 2015

Monja de claustro da a luz un niño



Por Modesto Lule msp



En la última semana de enero salió una noticia de la que se hizo burla al comentarla en el canal de noticias: MONJA DE CLAUSTRO DA A LUZ UN NIÑO. 
La noticia comenzó a sonar como la más espectacular en el inicio del 2015. Las burlas hacia la vida consagrada no cesaban. Pero momento, el año 2015 es el año de la vida consagrada y con estas noticias se comienza mal. La noticia corrió como pólvora por muchos medios de desinformación. Chistes, burlas, sarcasmo y más fueron el comentario a la supuesta noticia. Así, los que están en contra de la iglesia se dieron vuelo para sacar todas las pestes que tienen acostumbrado.

Veo con mucha tristeza que el verdadero periodismo del que se gozaba hace muchos años ha quedado en la historia. La investigación y la búsqueda de la veracidad son solamente términos que el estudiante de periodismo debe aprenderse pero pocas veces se practica. La noticia de la monja me inquietó y como ya el año pasado había salido otra similar pensé que se estaba confundiendo. No era confusión, al parecer la del año 2014 si resultó ser verdad. Pero esta del 2015 tenía que investigarla más a profundidad. Los medios electrónicos han avanzado tanto que viene a cometerse un “pecado” no informarse bien antes de dar a conocer la supuesta noticia. Pronto salió la verdad. La monja no era monja. Se trataba de una joven africana que había sido acogida en Roma por una orden de religiosas  del monasterio Santa Clara de San Severino.  Y el error ocurrió porque las verdaderas monjas de clausura llevaron a la joven africana de unos 35 años al hospital porque sentía algunos dolores en su vientre. La joven de Burundi que les había sido enviada por sus hermanas religiosas en África, ya estaba embarazada cuando llegó a San Severino, al parecer fruto de una violación que nunca denunció. La joven quería hacer una experiencia con las religiosas y ocultó lo que antes había acontecido por temor a ser rechazada por las religiosas. Razón por la cuál es de suponerse que aunque no hubiera sido monja la joven ya vestía de alguna forma parecida a las religiosas lo cual confundieron los doctores y soltaron la noticia como el boom del momento. El bebé ha sido bautizado como Irakoze, que significa «Milagro de Dios». Esto y mucho más puede suceder al no ser realmente reflexivos con las cosas que a diario se comentan en los medios de desinformación. La verdad ya no se puede encontrar en las noticias porque la mayoría de ellas está plagada de mentiras y exageraciones. Lo triste es que ahora que la verdad ha salido a la luz, ningún medio que antes echo tierra sobre la vida consagrada y la Iglesia católica se ha retractado. Seamos más críticos con lo que vemos día con día y no hagamos juicios de forma inmediata, hay que razonar e investigar antes de comentar.



Hasta la próxima.

























2 comentarios:

coto dijo...

Primera vez que leo una noticia así...

yulma dijo...

Gracias padre por su labor. Dios lo siga bendiciendo