martes, 29 de septiembre de 2015

El sexo seguro según la propuesta comercial eufemismo y engaños

Por Modesto Lule Zavala MSP


Miré algunos videos de supuesta “magia”. En realidad no es “magia”, es ilusionismo. La palabra magia viene del griego magos que significa sobrenatural, y lo que muchos hacen no es sobrenatural, sino más bien ilusionismo. Me sorprende
como mueven las manos y buscan técnicas para poder engañar a la gente y hacerla pensar que tienen un pacto con lo sobrenatural. Estas personas tienen su show en grandes teatros y en grandes ciudades. La gente paga para ser engañada. La habilidad de estos ilusionistas los puede llevar a acumular grandes bolsas de dinero. En la vida normal también se esconden grandes ilusionistas o mejor dicho, engañadores. Estos buscan ofrecer un producto o presentar alguna ley sin que sea tan agresiva para la gente común. Políticos y grandes empresarios buscan intereses personales por medio de estas propuestas. No utilizan trucos, utilizan “sinónimos” para no escandalizar o angustiar con sus propuestas o productos. A estos “sinónimos” se les llama eufemismos, ya que son palabras que se utilizan en vez de otras más fuertes, duras o agresivas. La palabra eufemismo se compone de dos palabras griegas, EU, que significa bueno, y PHEMÍ, que significa hablar. Digamos que es una manifestación suave o decorosa de ideas cuya recta y franca expresión sería dura o malsonante. Aquí varios eufemismos: Al robo en la administración pública se le llama bono o compensación. A la conciencia cauterizada que conduce a la perversidad se le llama madurez. Al que se divorcia por cualquier causa y se vuelve a casar se le llama ejercer su derecho a ser feliz. A la carencia de valores absolutos se le llama criterio abierto. A un ateo que se burla de Dios se le llama intelectual. Al aborto se le llama libertad para decidir. Al sexo extramarital, (aquí se entiende los que están casados y los que están solteros) que lo hacen con condón se le llama hacerlo con responsabilidad. A las mentiras se les llama estrategias de venta. El dinero está detrás de todos estos eufemismos que son bombardeados por muchos medios de información para poder engañar o persuadir para hacer o comprar algo que incluso puede estar en contra de la dignidad. Se nos dice que los métodos anticonceptivos son para evitar embarazos y los preservativos para evitar enfermedades venéreas. Muchas mujeres toman los anticonceptivos para disfrutar de los placeres sexuales sin pensar en los problemas físicos que acarrean como por ejemplo: Trombosis y embolias, alteraciones del hígado, cáncer de útero, infarto al miocardio, accidentes cerebrovasculares, tromboembolismo, hipertensión arterial, varices, diabetes, cáncer de mamas, cáncer de cuello uterino, cáncer de hígado, mastalgia, náuseas y vómitos, cálculos vesiculares, aumento de peso, infección de vías urinarias, ansiedad o depresión y muchas más. 



Dicho sea de paso, las personas que usan preservativos o recurren a los anticonceptivos o abortivos no pueden comulgar, es decir no pueden recibir la comunión y a que están en pecado. Incluso si llevan un dispositivo que evita embarazos. En este caso si son casados ninguno podrá comulgar hasta no confesarse y retirar el dispositivo o dejar de usar los anticonceptivos o preservativos. Las personas que regularmente usan estos métodos se hacen esclavos del sexo, cayendo en el pecado de lujuria. Se vuelven egoístas y al mismo tiempo intolerantes con la otra persona. La utilizan y violentan con tal de llevar a cabo su mal deseo. Como vemos los engaños en contra de la sexualidad son muchos y cada día más personas son esclavos de ellos. Los ilusionistas no solamente se presentan pues en grandes teatros, también están en muchos medios seculares de información o en las cámaras de diputados y senadores. La iglesia prohíbe los anticonceptivos, abortivos y preservativos  porque están en contra de la VIDA, y se usan para planes meramente egoístas. Si en verdad se quiere amar no hay necesidad de explorar el plano de la sexualidad, basta con entregarse y sacrificarse por el otro en muchos aspectos de la vida.



Hasta la próxima
















2 comentarios:

SERVANDO SANTIAGO MANDUJANO MENDOZA dijo...

10 ,por su escrito ,me pega eso de exclavo del sexo Dios le siga bendiciendo !

Ramón Francisco Quiroz Juárez dijo...

La pureza de la mujer y el hombre, siempre serán joyas de gran aprecio y realizar algo que Dios reservo para el matrimonio, es abusar de la bondad de nuestro Amoroso y generoso creador. El sexo , esta reservado solo para el marido y su esposa ante los ojos de Dios, lo contrario nos pierde.